Consecomercio y Fedecámaras prevén cierre de negocios tras fiscalizaciones de la Sundde

Comparte En...

Inspectores de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) obligaron desde el pasado fin de semana a cientos de tiendas en todo el país a vender “a pérdida” sus productos, luego de efectuar una oleada de inspecciones justificadas en la supuesta verificación de “precios justos” para los consumidores, medida que fue condenada por la presidenta de Consecomercio, María Carolina Uzcátegui.

“Si el Sundde obliga a vender por debajo de los costos de adquisición, no hay manera de que esos comerciantes puedan volver a abrir”, dijo la representante del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), quien recordó que la hiperinflación registrada en Venezuela asfixia ya a los empresarios.

“Ponen los precios que a ellos mejor les parece, irrespetando por completo lo que es la estructura de costos, eso no les interesa a ellos para nada”, dijo a Efe la presidenta de Consecomercio, además de explicar que las rebajas llegaron a ser del 50% y que recibió “cientos” de denuncias de casos de este tipo, que podrían provocar el cierre definitivo de muchos comercios.

Contra esta práctica periódica en Venezuela, con la que inspectores de la Sundde y efectivos de la Policía (PNB) y la Guardia Nacional (GNB) dicen combatir “la especulación”, se pronunció también al Fedecámaras.

En un comunicado, la patronal “rechaza las actuaciones que de manera arbitraria lleva adelante la Sundde en contra de los comercios, obligándolos a vender por debajo del costo, en detrimento del sector y a la larga del mismo consumidor”.

“El Gobierno profundiza un modelo claramente fracasado, sin importarle que acciones como estas más allá del disfrute en lo inmediato de unos pocos venezolanos, signifique el cierre definitivo de empresas, el aumento del desempleo y la profundización del desabastecimiento“, resalta el texto de Fedecámaras.

Según denunció Uzcátegui, los inspectores y los efectivos de las fuerzas del orden público que los acompañaban amenazaron a algunos comerciantes en el estado Portuguesa con “ir aallanar sus casas para ver si tenían mercancía guardada” y forzarles a venderla al precio que ellos fijaban.

La presidenta de Consecomercio dijo además que a quienes protestaron por las rebajas que les imponían, se les obligó a bajar aún más los precios.

Estas inspecciones se encuadran dentro del “Plan Navidades Felices 2017” anunciado por el presidente Nicolás Maduro el mes pasado para ofrecer al pueblo “la suprema felicidad social” ante la situación de escasez y carestía que atraviesa Venezuela, de la que el oficialismo responsabiliza a las sanciones económicas de países extranjeros y a “la especulación“.

Los controles, en aplicación de la “Ley de Precios Justos“, del Sundde han afectado también a la carne y otros alimentos básicos.

Con información de EFE / http://efectococuyo.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *