Preparación de las hallacas “en veremos”

Comparte En...

La Navidad se acerca y el típico olor de la comida navideña parece alejarse. Los ingredientes para la preparación de la hallaca brillan por su ausencia a 16 días de la cena de  Nochebuena. Tan sólo el bijao se comenzó a encontrar  en los mercados populares y uno que otro ingrediente se deja ver.

Las hojas de bijao hicieron su entrada triunfal fijándose en 20.000 bolívares el rollo, pero van aumentando día tras día. Ayer, se encontraban en Bs. 30 mil.

En 15.000 bolívares vende Rosaura Suárez un rollo de bijao en el mercado  periférico de La Limpia, pero si lo prefiere  hervido lo ofrece   en Bs. 20 mil.

En el mercado de Santa Rosalía se comienzan a ver los rollos para su venta, pero ni pasitas, ni aceitunas y mucho menos garbanzo, pollo o carne.

Poco se ve el resto de los integrantes del plato navideño. En establecimientos  donde hay pasitas no tienen las alcaparras, por ejemplo, y en donde hay aceitunas, las ciruelas pasas no se encuentran.

En Las Pulgas, el kilogramo de aceitunas llegó a los 200 mil bolívares, que contrasta con el precio del frasco mediano que se vende a partir de los 100 mil bolívares. El kilo de   alcaparras está en Bs. 250 mil, mientras que el frasco pequeño, de 105 gramos, lo venden desde 80 mil bolívares en supermercados.

Las pasitas  por kilo ya alcanzaron los 350.000 bolívares, precio que hace bajar la quijada de inmediato. Las ciruelas pasas, en algunos supermercados, marcan entre 350 y 500 mil bolívares.

La harina la venden “bachaqueada” entre Bs. 35 y 50 mil. El kilo de onoto, para darle tintura y sazón a la masa, está en 150 mil bolívares, aunque si se desea comprar en pequeña porción lo consigue en Bs. 5 mil.

Otros ingredientes están desaparecidos de las vitrinas. El garbanzo es uno del que no se sabe precios ni ubicación.

La complicación afecta de igual modo la producción del pan de jamón, que emplea gran parte de los artículos mencionados. Además, desde Bs. 240 mil se ubica el  principal ingrediente, el jamón, mientras que la tocineta apresura su paso a los Bs. 500 mil por kilo.

Estos precios  cambian diariamente y, a veces, hasta en cuestión de horas, lo que dificulta también su adquisición.

“Lo que hay es puro bijao, porque no consigo pasas ni pollo, apenas alcaparras y aceitunas ví en Las Pulgas. ¡Será que nos comamos 2 aceitunas envueltas en la hoja!”, exclamó Olga González, ama de casa.

Para Luis Salcedo, habitante del sector Cuatricentenario, comprar todo lo necesario para la cena es un dolor de cabeza. “Con tanta dificultad yo creo que será una cena más, porque para las hallacas no da el presupuesto, todo lo van aumentando día con día y mientras uno reúne el dinero, ya se ha doblado el precio de todo”, cuenta con resignación el sexagenario.

La tradicional comida que caracteriza el encuentro familiar es lo que más añora Carlota Fuentes, administradora. “Este año no sé si hagamos hallacas, para estas fechas del 2016 ya estábamos comprando todo, pero ahora  nada se consigue, eso desanima”, señaló.

Marabinos siguen a la espera de  los componentes para saber si elaborarán,  o no, los platos navideños venezolanos.

PANORAMA / Adriana González

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *