Víctor Santiago: “Mi generación”

Comparte En...

Es común escuchar la frase: “Los jóvenes son el futuro del país”; y sí, en gran parte es cierto. Pero, a su vez, el joven también es el presente de una República.

El joven que estudia aporta a la educación del país, el joven que trabaja contribuye al desarrollo y a la potenciación de su nación; ¡El joven actúa!, ¡El joven es presente!, ¡El joven es ese diamante en bruto que ejerce y adquiere experiencia viviendo y labrando las bases de un futuro de oportunidades!

Hoy para mi generación, esa que data aproximadamente del mismo año donde un 4 de Febrero unos rebeldes comandados por Hugo Chávez Frías intentaron dar un golpe de estado posteriormente fallido, la frase más común de interactuar es: “Me voy del país”.

Venezuela no ha dejado de ser el país más hermoso del mundo, Venezuela no ha dejado de ser un país que no tenga algo que ofrecer. Quien verdaderamente ha cercenado el presente y futuro de mi generación es el Gobierno nacional.

A mi generación, le ha tocado quizás vivir el momento más difícil de la historia Republicana de Venezuela, donde quedarte a luchar aún sabiendo que podrás ser oprimido o asesinado te hace igual de valiente que emigrar a un país desconocido sin saber lo que te puede pasar.

Admiro a todo aquel que continúa creyendo que su presente está aquí, que lucha y combate contra el tirano. Admiro a todo aquel que obligatoriamente tiene que dejar atrás a su familia e hijos buscando en otro país lo que aquí vilmente se le ha arrebatado.

Mi generación, esa que parió ingenieros, licenciados, abogados, arquitectos y un sinfín de profesionales en todas las ramas, se encuentra hoy distribuida en diversos países del mundo, siendo mesoneros, jardineros o vendedores ambulantes; aunque el trabajo dignifica, para mi generación, cualquier labor fuera de donde gobierna la tiranía ofrece garantías de alimentación y progreso para ella su familia.

Somos la generación del presente, a la que le ha tocado vivir momentos oscuros que a su vez nos han hecho madurar y adquirir experiencias para tomar decisiones que llevarán a Venezuela lejos de las garras de la miseria que hoy nos gobierna.

Seremos futuro pero ahora somos presente y este presente demanda lo mejor de todas las grandes generaciones, a cada venezolano, a cada amante de esta tierra bendecida por Dios a seguir luchando desde nuestras trincheras; tenemos un corazón tan grande que quién se va, deja gran parte de el en Venezuela porque no le cabe en sus maletas llenas de sueños y tristezas.

La tiranía nos ha cercenado muchas cosas pero jamás nos quitará el futuro, al contrario, tenemos la oportunidad de labrar un futuro mejor.

Mi generación es más que la nacida en el año de intentos golpistas, es la generación del presente para el futuro, es la generación de valientes que lleva en su espalda los cimientos de un país libre y próspero que les dará lo mejor de sí como recompensa al sacrificio y la constancia.

Joven ingeniero venezolano

@PichiSantiagoR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!