Sin definirse nueva tarifa del transporte urbano en Lagunillas

Comparte En...

El descontrol en los precios del pasaje urbano en el municipio Lagunillas sigue generando incertidumbre entre el sector transporte y el 70 por ciento de la población que se mueve a través de las 11 rutas urbanas asentadas en esta entidad de la COL, del Zulia.

Sin embargo, están a la espera que en los próximos días la Alcaldía, a través del Instituto Autónomo Municipal de Transporte Terrestre de Lagunillas (Iamttel) emita el nuevo tabulador para las rutas urbanas correspondiente al segundo ajuste de 2018, con el fin de regularizar el precio del pasaje en la entidad.

Las autoridades del municipio Lagunillas están estudiando un reajuste del pasaje urbano con gremio de transporte, Alcaldía y Consejos Comunales para emitir el nuevo tabulador, dijo Luis Marcano, director del Instituto Autónomo Municipal de Transporte Terrestre de Lagunillas (Iamttel), quien aclaró que aún no se ha autorizado el aumento hasta tanto se consolide un acuerdo.

El concejal Rafael Durán, presidente de la comisión de servicio público del Concejo Municipal, aclaró que el incremento del pasaje urbano propiciado por los choferes es “arbitrario”, ya que no ha sido aprobado por el Alcalde, Concejo Municipal, Iamttel, Consejos Comunales y presidentes de las líneas de transporte público urbano.

No obstante, precisó que se están realizando las acciones pertinentes para regularizar las tarifas urbanas, pero al mismo tiempo, Durán extendió un llamado al Gobierno nacional para que proteja a los transportistas con lubricantes, cauchos, baterías y repuestos con el fin de seguir operando.

Ezequiel Colina, fiscal de la ruta Barrio Obrero, expresó que desde hace dos semanas las rutas urbanas reajustaron la tarifa por su propia cuenta en vista de la galopante inflación y el alto costo de los insumos y repuestos que han puesto contra la pared a los pocos profesionales del volante que aún sobreviven a la crisis.

Dijo que el costo oficial que oscila entre 2000 (corto) y 2500 (largo), ya no cubren con sus necesidades, por lo que decidieron incrementarle 500 bolívares más a la tarifa vigente esperando respuesta de las autoridades.

Otro punto de vista afirma que el nuevo incremento salarial, decretado por el presidente Nicolás Maduro, fue el otro punto de partida para que los choferes comenzaran a cobrar 2500 el corto y 3000 el largo.

José Pírela, chofer del transporte público, expresó que “estamos cobrando lo justo luego del aumento salarial la cual fue reajustado sin tomar en cuenta la inflación y al alto costo de la vida”.

Para Pírela el pasaje urbano en Lagunillas debería costar entre 6 ó 8 mil bolívares, “con lo acumulado obtenido sólo se podría comprar un caucho usado, la cual oscila los 5 millones de bolívares”.

Mientras tanto, los usuarios del transporte público aguadan con ansias el nuevo tabulador para ajustar su presupuesto que hoy en día se desvanece por el alto de costo de los productos y servicios.

Raúl Arroyo Valera / arroyor82@gmail.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!