Personal médico y comunidad dispuestos a aplicar cierre técnico en el Hospital Pedro García Clara de Ciudad Ojeda (+Vídeo)

Comparte En...

Gritando a viva voz “más insumos y menos muerte”, los manifestantes cerraron pacíficamente este martes, en horas de la mañana, la Avenida 34 a la altura del sector Barrio Obrero para que sean escuchados sus requerimientos y de esta manera mejorar las condiciones en el recinto hospitalario, centro de salud piloto de la Costa Oriental del Lago.

Médicos, personal especializado, enfermeros, pacientes y vecinos no aguataron la desidia en la que está sumergido el Hospital Pedro García Clara (HPGC) de Ciudad Ojeda, municipio Lagunillas.

Dotación de insumos y equipos médicos, agua potable, luz, seguridad, mejoramiento de las instalaciones, aumento salarial, saneamiento ambiental, ingreso de talento humano vital para la atención médica, fueron las exigencias de los manifestantes, quienes podrían avanzar en un cierre técnico de la institución de salud, ente adscrito al Instituto Social de los Seguros Sociales (IVSS).




Con su bata puesta, el doctor Miguel Díaz, médico traumatólogo y delegado de la Federación Médica de Venezuela, manifestó que en “los actuales momentos el Hospital Pedro García Clara de Ciudad Ojeda, no cuenta con las condiciones mínimas para atender a los pacientes de la Costa Oriental de Lago, por lo tanto se está planteando el cierre técnico del recinto de salud”.

Describe la situación como critica, puesto que los pacientes fracturados, infartados, diabéticos arriban al área de emergencia u hospitalización del Hospital Pedro García Clara con la esperanza de aliviar sus enfermedades pero no hay insumos y los medicamentos necesarios para brindarle una atención de calidad, “algunos salen del recinto de salud a la carrera para comprar cualquier tipo de insumos y su un paciente llega solo se nos muere en la institución médica”.




Entre otras deficiencias que pone en jaque la salud en el municipio Lagunillas, Díaz alertó que en el área de la morgue los cadáveres “se explotan” y el Banco de Sangre está funcionando en la sala de Rayos X a donde tampoco se le garantiza al paciente este servicio ya que no funciona, por la falta de aire acondicionado.

“Sin duda alguna,  el Hospital Pedro García de Ciudad Ojeda está atravesando por una crisis sumamente grave ocurrida hace unos 20 años, pero hoy en día esa crisis llegó al doble,  por lo que necesitamos que se aboque a garantizar la salud a ciudadanía”, dijo Miguel Díaz, médico traumatólogo.

Convocó a una asamblea general en el recinto de salud este miércoles a las 9:00 de la mañana para canalizar acciones que apunten a rescatar la salud en el municipio Lagunillas.

 

Raúl Arroyo Valera /arroyor82@gmail.com



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!