La producción audiovisual ofreció una crítica al modo de vida consumista y sedentario del primer mundo, mostró a las personas como seres dependientes de una pantalla, que obtienen cualquier cosa de manera instantánea y sin esfuerzo.

“WALL·E”, un gran poema ecologista y vital que ahora cumple 10 años merece su lugar en la lista de honor sobre las peliculas animadas de pixar.

El alrgometraje celebró su lanzamiento mundial el 21 de junio de 2008 en el Greek Theater de Los Ángeles, un estreno que marcó el inicio de una exitosa andadura en los cines de todo el mundo en la que recaudaría 533 millones de dólares.

Ganadora del Óscar y el Globo de Oro a la mejor película animada, “WALL·E”, dirigida por Andrew Stanton cautivó al público por sus  minutos iniciales. Allí se manejó la expresividad fílmica  sin diálogos para rendir tributo a la época dorada del cine mudo.

Más allá de las consignas sobre ecologismo, vida saludable y sostenibilidad, “WALL·E” también englobó homenajes “2001: A Space Odyssey” (1968) a través de la banda sonora y de un malvado ordenador central.

Todo ello la convirtio en una película que apuntó sus moralejas a los más mayores, tal y como hicieron otras joyas “adultas” de Pixar como “Up” (2009), “Inside Out” (2015) o “Coco” (2017).

PASANTE / Mariani Mora