El irreverente Yendrick Sánchez ya no quería meterse en problemas

Comparte En...

“Ya no quiero meterme en problemas”, fueron las palabras de arrepentimiento que había expresado hace cuatro meses Yendrick Sánchez (30), conocido como el citojense “espontáneo”, quien junto a su primo Juan Salas, burlaba con astucia los anillos de seguridad de eventos gubernamentales, políticos, musicales y hasta concursos de belleza, acaparando la atención de millones de venezolanos.

Su cambio de actitud apaciguó su conducta irreverente, pues no se escuchaba en la ciudad ni en los medios de comunicación nada sobre Yendrick, sólo cuando se conoció la noticia de que había sido encontrado sin vida en uno de los cuartos de su humilde residencia, ubicada en el barrio Enmanuel de la carretera “L” de Ciudad Ojeda, municipio Lagunillas de la Costa Oriental del Lago.

Un olor putrefactico invadía los callejones de la barriada proveniente de la vivienda de la mamá de Yendrick la mañana del domingo cinco de agosto de 2018, situación que alertó a sus vecinos, quienes decidieron entrar en el interior del inmueble, mientras que una música de fondo retumbaba el interior de la desolada casa.

“Era muy extraño lo que estaba pasando, por lo que un grupo de vecinos desprendieron la protección de metal del aire acondicionado con un barretón y por ese hueco lograron accesar al interior del primer cuarto, pero no hallaron nada, luego de penetrar la segunda habitación percibieron que el mal olor era más intenso, topándose con una sangrienta escena”, contó un vecino, cuando transitaba frente a la vivienda de los Sánchez.

Dijo que cuando abrieron el closet localizaron a Yendrick Sánchez muerto y atado en pies y manos, con una bolsa que cubría su cabeza y en avanzado estado de descomposición.

Hay tres detenidos

La noticia de la muerte de Yendrick Sánchez se regó por toda ciudad, mientras se esperaba la llegada de los funcionarios del Cicpc, quienes procedieron a levantar el cadáver, para luego iniciar las investigaciones de este caso que hasta ahorita se maneja como hipótesis el robo o crimen pasional.

Según fuentes policiales, las investigaciones han dado como resultado la detención de tres sospechosos, quienes permanecen en los calabozos de la policía científica.

Sobre este asesinato se comenta en la vecindad que vieron salir a dos hombres de esa casa de manera apresurada, a quienes les preguntaron sobre Yendrick, y estos respondieron que estaba dormido. Sin embargo, serán las autoridades policiales en descifrar las causas y los responsables de este crimen.

Entre los comentarios de los vecinos se rumoraba que Yendrick no estaba en Ciudad Ojeda, sino que se había marchado a Colombia junto con su madre, pero fue todo lo contrario, él permanecía en Ciudad Ojeda y recibía a muchas personas en su residencia.

Vivienda desolada

Ya han pasado cinco días del crimen y la casa donde mataron a Yendrick Sánchez permanece desolada con la puerta de la sala abierta y en un evidente desorden. Al pasar por allí aún se respira un olor nauseabundo que se sigue impregnado en el interior de la vivienda, donde se deja ver un afiche del presidente del Nicolás Maduro y en la parte superior de la misma la frase “Alcalde Yendris”.

Momentos de espontaneidad

En los últimos 10 años, Yendrick Sánchez llevaba una vida desequilibrada, pues estuvo preso y hasta fue sometido a exámenes psiquiátricos para evaluar su irreverente conducta.

Y es que esa actitud lo condujo a violar la seguridad del presidente Nicolás Maduro durante el acto de investidura en el 2013 ante el hemiciclo de la Asamblea Nacional, siendo esta acción la que mayor impacto mediático ha causado, pues hasta el mismo Maduro había dicho que “falló la seguridad absolutamente. Han podido darme un tiro aquí”. Por presunta ofensa agravada al Jefe de Gobierno, Sánchez fue detenido por un año y cinco meses en la Comunidad Penitenciaria de Coro del Falcón.

Así como este episodio ya habían ocurridos otros en espacios y momentos diferentes, marcados por una fuerte competencia disputada con su primo Juan Salas, otro popular espontáneo, para demostrar quien se colaba en más eventos de gran renombre nacional.

Yendrick simuló ser un estilista profesional y aprovechó para arrebatarle de un jalón la corona a la  Miss Venezuela Dayana Mendoza en el año 2007 y en ese mismo año le quitó el balón de fútbol al argentino Lionel Messi cuando se jugaba la Copa América en el 2006 en Maracaibo, donde también le dio un fuerte abrazo al futbolista argentino Juan Román Riquelme.

De igual manera, tuvo la osadía de acercarse a Hugo Chávez durante una estadía en la región zuliana.

En eventos musicales también se hizo notar, pues compartió sólo segundos tarima con los hermanos Servando y Florentino Primera en un musical en Caracas, le quitó al cantante Chayanne una cadena en una presentación, y también complicó las actuaciones de Yordano en el 2005, de Alejandro Sanz en el concierto Paz sin Fronteras en 2018, el show de Tito El Bambino en Maracaibo.

Sus inesperadas actuaciones también es dieron en actividades políticas cuando entorpeció discursos de Henrique Capriles y Manuel Rosales en pleno cierre de campañas electorales.

Sus acciones no se detenían y sin temor escaló hasta la pila 21 del Puente sobre el Lago de Maracaibo General Rafal Urdaneta, donde permaneció por siete horas para solicitar una ayuda a las autoridades competentes. 

Tras su trágica muerte su cuerpo fue sepultado en el cementerio municipal de Cabimas, por un pequeño de familiares y amigos al compás de los tambores de San Benito.

Hay tres detenidos “claves” del crimen del joven de 30 años

RAÚL ARROYO /  arroyor82@gmail.com

error: Content is protected !!