Valmore Rodríguez clama atención gubernamental

Comparte En...

Lo que era una jurisdicción activa y prospera con contratistas petroleras, comercio activo, vías óptimas, transporte urbano garantizado, entidades bancarias sólidas, se ha transformado en una entidad desolada y olvidada por los gobernantes que no han volteado su mirada para avanzar en su desarrollo.

El municipio Valmore Rodríguez, que luchó incansablemente por su autonomía hace unos 29 años, en los actuales momentos enfrenta un deterioro de bienes y servicios más críticos de su historia.

El colapso en el sistema de colectores, rutas urbanas desaparecidas, urbanismo deteriorado, fallas eléctricas, actividad económica en picada, el sector comercio lucha por mantenerse, emigración voraz, telecomunicaciones casi nula y la maleza que busca arropar sus principales vías, es la nueva cara que luce este municipio.

Por lo tanto, sus 56 mil habitantes claman mayor atención y preocuparse por las necesidades de un pueblo que se niega a morir y que mantiene el lema de su himno: “con el trabajo y el fuerzo como lema se levanta un municipio emprendedor”, y que aún resuena en sus calles y avenidas.

Actividad económica en picada

El auge petrolero y su actividad ganadera cautivaron a cientos de emprendedores que apostaron al crecimiento de Valmore Rodríguez en sus inicios, donde se abrió un abanico de oportunidades a partir de 1989 cuando se separa del Distrito Lagunillas, recibiendo recursos del Gobierno central para atender sus prioridades.

No se puede ocultar el sol con un dedo, que a partir de ese momento, comenzó a tejerse un Bachaquero próspero con oportunidades de empleo e inclusión de contratistas petroleras y comercio abundante en su emblemática avenida, sin embargo, esta bonanza se ha reducido debido a una crisis económica y social que ha afectado al pueblo general, mientras la asignación de recursos gubernamentales se desvanecen al entrar en las arcas del municipio por una inflación galopante.  

El factor económico es la fuente de vida de las entidades, pero en Valmore Rodríguez va en detrimento. Según el edil Ángel Pereira, presidente de la Comisión de Hacienda y Desarrollo Económico del Concejo Municipal, el 70 por ciento de los comercios como zapaterías, panaderías, supermercados y venta de ropa, han cerrado sus puertas debido a que no tienen acceso a la materia prima y a las escasas alternativas para procesar pagos electrónicos por las fallas de trasmisión de voz y data de Cantv, el poco efectivo circulante y la hambrienta hiperinflación que ronda el 2000%.

“Esta situación ha causado una desaceleración de los ingresos brutos por actividad económica, ha incrementado los cifras de desempleo en el municipio Valmore Rodríguez en un 60 por ciento, y origina que cientos de jóvenes y adultos contemporáneos emigren a otros países en búsqueda de mejores oportunidades”, apuntó el edil.

 Lidiar con la obtención del efectivo, tratar de procesar un trámite bancario se ha tornado cotidiano en vista que la actividad bancaria está colapsada, pues según el edil, “el Banco Mercantil  sólo ofrece el servicio de atención al cliente y el Bicentenario tiene dos meses cerrado por falta de sistema”.

Rutas urbanas desaparecidas

Por muchos años, las Rutas 1 y 2 han garantizado el transporte público en la poligonal urbana de Valmore Rodríguez, pero en los actuales momentos están desaparecidas  de las calles, afectando al 80 por ciento de los usuarios de las parroquias Rafael Urdaneta y La Victoria, quienes tienen que movilizarse a pie o solicitar el servicio de “carritos piratas” o de las pocas “mototaxis” que quedan circulando.

Abraham Rodríguez, presidente de la línea urbana Ruta 1, manifestó que dichas unidades dejaron de prestar el servicio por la falta de apoyo del Gobierno municipal ante las autoridades regionales y central en lo que concierne a la adquisición de insumos, repuestos, cauchos y baterías.

“Los choferes de las Rutas 1 y 2 se ven obligados a parar sus unidades porque no tienen dinero ni apoyo para repararlas. Eso no le importa a la alcaldesa Yurani Pino, ya que no se ha preocupado por el transporte en Bachaquero”, apuntó  Rodríguez.

Acotó que ha propuesto un proyecto ante las autoridades del transporte en Caracas para el otorgamiento de unidades con el fin de optimizar la movilidad urbana en el municipio Valmore Rodríguez, “tenemos fe que el Gobernador Bolivariano Omar Prieto respaldará esta iniciativa por que la alcaldesa no nos toma en cuenta”. En los actuales momentos, sólo circula una unidad de transporte de la Ruta 1.

“Bomba de tiempo”

Como si estos problemas fuesen pocos, vecinos de Valmore Rodríguez en reiteradas ocasiones alza su voz de protesta ante el retraso en la reparación y sustitución de colectores en sectores urbanos, lo cual ha generado el desbordamiento de aguas residuales en sus principales calles, donde se forman lagunas contaminantes sin control sanitario.

Eunice Álvarez, vecina de la comunidad, precisó en la parroquia La Victoria de la mayoría de los colectores están colapsados, “en ocho meses que tiene la gestión oficialista no hecho nada por solventar los problemas con las aguas residuales, tomando en cuenta que no tiene escusa ya que deberían de tener el apoyo de los Gobierno regional, nacional y de la empresa Hidrolago. Lo único en lo que se ocupa la nueva gobernante es en las políticas del PSUV dejando a un lado las necesidades del pueblo”.

Álvarez, apuntó de prolongarse esta problemática en Valmore Rodríguez se podría convertir en una “bomba de tiempo” comprometiendo la salud de sus habitantes.

Se detectan daños en la red de colectores en las avenidas 1 y 3, así como también en sus principales calles de sector La Victoria, barrio Sucre cerca de la escuela Lagunillas, entrada del barrio Unión, Av, 7 con la calle Páez, Av.72 a la altura del establecimiento “El Cuñao” y varias calles del sector La Gran Victoria como el muro de contención que se formó en el calle seis para evitar el desbordamiento de las negras a las viviendas.

Ninoska Avendaño, vecina afectada, aboga por acciones inmediatas para reparar los colectores colapsados, “ya no aguantamos respirar malos olores.

Yurbelis Carmona, residente del sector La Gran Victoria, manifestó que cerca de 40 metros de colector, ubicado en la calle 4, presenta daño estructural afectando a las 17 familias en este tramo, “la comunidad no ha recibido respuesta del equipo de trabajo de la Alcaldesa Yurani Pino y de Hidrolago, en los actuales momentos, tomando en cuenta que está situación está peor que cuando comenzó a colapsar el hace varios años”.  

Rosa Hernández, otras valmorense, clama mayor atención por parte de los entes competentes debido a que el municipio está colapsado de aguas negras, “ya no se puede soportar”.

Raúl Arroyo Valera / arroyor82@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!